Poemas de Cervantes

Poemas de Cervantes

Hace un tiempo cayó en mis manos un antiguo ejemplar de poemas de Cervantes.

La verdad, le dejé arrinconado en un rincón del salón junto a otros tantos libros que deseaba leer algún día.

Lo curioso de la vida es que a veces te lo vuelve a poner delante de una forma u otra porque ése es su momento.

El instante estelar en que dices, ¡anda! pues ahora sí que me apetece leerte…

Poemas de CervantesHace unos meses tuve la gran fortuna de descubrir una exposición curiosa sobre Miguel de Cervantes.

Se realizó en Alcalá de Henares, en Madrid, y asistí expectante a una mañana improvisada de los más enriquecedora.

Por supuesto allí, brillaba el Quijote, que lo encontrabas en los mil  y un idiomas con una aspecto triunfante detrás de las cristaleras.

Pero, ¿qué hay de los valiosísimos poemas de Cervantes? yo creo que por eso volví a recordar este ejemplar, inconscientemente iba buscando su poesía…

Hoy he querido compartir contigo algunos versos de este genio perenne de la literatura que pensaba que:

“La poesía es como una doncella tierna y de poca edad, y en todo extremo hermosa”

Poemas de Cervantes, sus joyas más desconocidas

Sin más preámbulos, pasemos a lo interesante:

Elegía, vv 133-138

Quien goza de quietud siempre en su estado,

y el efecto le acude a la esperanza,

y a lo que quiere nada le es trocado,

argúyese que poca confianza

se puede tener dél, que goce y vea

con claros ojos bienaventuranza.

 

Quijote de 1605, Capítulo 43

No alcanzan perezosos

honrados triunfos, ni victoria alguna,

ni pueden ser dichosos

los que, no contrastando a la fortuna,

entregan, desvalidos,

al ocio blando todos los sentidos.

 

“Egloga” del libro III fol. 157

El fruto que fue sembrado

por mi trabajo continuo,

a dulce sazón llegado,

fue con próspero destino

en mi poder entregado.

Y apenas pude llegar

a términos tan sin par,

cuando vine a conocer

la ocasión de tal placer

ser para mí de pesar.

 

“Egloga” del libro III fol. 159

Mostróseme a la vista

un rico albergue de mil bienes lleno;

triunfé de su conquista,

y cuando más sereno

se me mostraba el hado,

vilo en oscuridad negra cambiado.

 

A la larga, Cervantes concibe una Belleza fuera del alcance de lo sensible, pues el Poema aunque busca la perfección formal no puede ser absolutamente perfecto. Así queda manifestado en estos versos:

La Galatea

… la belleza de quien hablo no se puede

gozar perfecta y enteramente… porque no

está en mano del hombre gozar cumplidamente

cosa que está fuera dél y no sea toda suya…Libro IV


Espero que estos pequeños poemas de Cervantes te hayan gustado, ha sido un placer poder compartirlos contigo, si quieres tu puedes hacer lo mismo por tus redes sociales 😉 .

Vota este Artículo
Acerca de Sonia Molinero Martín

Siempre he querido empezar con este viaje. Acompañarte y que me acompañes.
Mi pasión crónica es Escribir...Ella me ha traído hasta aquí y ya no pienso bajarme de este tren...
¿Subes conmigo?

Opina

*