Cursos de escritura – ¿De verdad son necesarios?

Cursos de escritura – ¿De verdad son necesarios?

Llevo un tiempo buscando información acerca de qué cursos de escritura son los más completos y convenientes.

Si eres un persona con inquietudes narrativas y estás buscando ayuda para poder escribir tu propio libro has llegado al sitio adecuado.

¡Seguro que puedo ayudarte y aportarte algo de luz!

Encarrilar una historia no es fácil, una novela por ejemplo, es algo complejo y dependiendo de la temática, más o menos trabajoso.

La poesía es un viejo arte que vale la pena explorar, también existen cursos de poemas que podrían ayudarte si así lo necesitaras.

Mi intención con este post es despejarte dudas en tu búsqueda, aportarte algo de inspiración y sobre todo, darte algún consejo que valdrá la pena conservar 😉 .

¿Es necesario tener un curso de escritura para publicar un libro?

Rotundamente no.

Tampoco es necesario tener un curso de escritura para terminar tu novela, escribir tus relatos o tus poesías.

Pero ayuda muchísimo si te pasan al menos 3 de estas 6 cosas:

  • Tienes una idea y no sabes cómo desarrollarla.
  • Tienes creada una historia pero es inconexa.
  • Tienes en la cabeza un montón de personajes y no sabes cómo desarrollar una trama e interrelacionarlos.
  • Te falta la inspiración muy a menudo cuando más la necesitas.
  • Te sientes estancado y no avanzas.
  • Te falta organización y escribir se está convirtiendo en algo demasiado caótico.

No es fácil, es todo un reto tirar para adelante un proyecto sea cual sea 🙂 .

Pero vamos a ir poco a poco, como te decía al principio mi intención es crear un post completo que pueda ayudarte lo más posible.

¿Cómo crear un libro desde cero sin haber hecho ningún curso de escritura?

Cursos para escritores

Bien, pues vamos a entrar un poco en materia.

En mi caso me hallo en el grupo de escritores principiantes que deciden ser autodidactas y seguir su camino sin realizar ningún curso de escritura.

En este momento me encuentro a punto de terminar mi primer libro, y tengo un par de novelas y un cuento a medias a la espera de ser culminados también…

Y estoy en ese punto de buscar información para saber si lo estoy haciendo bien, y sobre todo, qué haré al terminarlo.

Por eso también me he decidido a hablarte de todo esto, seguro que así te sentirás acompañado en tu camino, ¡no estás sólo!

Hay mil y una formas de crear un libro, y suponiendo que la suerte te acompañe tienes una idea y más o menos sabes cómo desarrollarla.

Yo no soy muy amiga de los calendarios de trabajo pero si has investigado un poco verás que todos los que entienden lo recomiendan.

¿Realmente hay personas a las que le funciona? ¿se puede uno inspirar premeditadamente, por así decirlo?

En mi caso no lo hago porque como escritora, siempre me he dejado llevar por las musas y éstas cuando llegan, no avisan y mucho menos pueden ser planificadas.

Así que me dejo asaltar por la ansiada inspiración…

Es lo que he hecho toda mi vida aunque ahora soy mamá y me resulta bastante más complicado la verdad 😛 .

Y lo que he intentado es cambiar el hábito y empezar a organizarme de otra manera y buscar otras técnicas, por eso lo de escribir acerca de los cursos de escritura claro…

Para mí es importante llevar siempre conmigo bolígrafo y papel (y el teléfono móvil por supuesto), aunque me quedo con lo primero para anotaciones literarias.

Otra cosa que veremos más abajo es el tema de la inspiración, te daré algunos consejos al respecto si es que no sueles tenerla contigo a menudo…

Lo que si te recomiendo es que organices el contenido, o lo que crees que puede llegar a ser el contenido en general.

¿Has oído hablar de la escaleta?

La escaleta es un resumen más o menos amplio de la historia. De ahí saldrán nuestros futuros capítulos. O sea que pondrá orden a la historia y en ella podrás describir lo objetivos concisos por así decirlo…

Se supone que nos hará la escritura más sencilla ya que podremos contar con una guía que nos garantice no despistarnos demasiado ni repetir escenas.

Por ejemplo si estás escribiendo una historia de un viaje, la escaleta podría constar de las ciudades o puntos por donde el protagonista va pasando. Sé que es un ejemplo muy básico pero suficiente para entender esto.

Otro consejo que te doy es que leas muchísimo aunque supongo que lo harás, creo que no conozco un sólo escritor por muy principiante que sea, que no ame la lectura.

A todo esto, supongo que ya sabrás que es crucial elegir el enfoque que vayas a utilizar, aunque este punto creo que sale solo…

Importante: ¿crees que escribes correctamente? Tienes que tener claro que así es, que a nivel ortográfico y gramatical estás puesto 😉 . Para mí este punto es vital!

Además, cuando creas que lo tienes (que la obra que has escrito está completa) debes dejarlo estar. Me explico: que pase un tiempo antes de releerlo y compartirlo con los tuyos a ver qué impresión da.

Recopilemos:

  • Si eres muy desorganizado y temes no ser constante, prepara un calendario de trabajo.
  • Lleva siempre contigo material para escribir, nunca sabes cuando llegará la inspiración.
  • Para estructurar el contenido y tener una guía, echa mano de la escaleta.
  • Lee mucho, sobre todo de la temática que más te apasiona.
  • Elige el enfoque que vayas a usar.
  • Atiende a tu forma de escribir, la gramática y ortografía son muy importantes.
  • Deja reposar tu escrito.

Tal y como te decía al principio no es necesario hacer un curso de escritura para sacar adelante tu proyecto, lo importante realmente es que si tienes la idea no temas en desarrollarla y ponerte a ello.

En mi caso, y a la hora de ponerme a escribir, podían más factores internos como la inseguridad a la hora de continuar con el libro.

No exagero si te digo que mi falta de autoestima literaria me paralizaba en muchos momentos por culpa miedos absurdos 🙂 . Ahora no los tengo decidí tirar para adelante y punto.

Algo importante que también te recomiendo es que asumas que lo primero que escribas tiene muchas posibilidades de no ser lo que esperabas. Sí, sí, lo que oyes.

Al igual que pasa con los primeros poemas, los primeros artículos de un blog, etc…

Es más que posible que no te gusten tras escribirlo, porque no sean gran cosa. Hay que aceptarlo, y cuanto antes, mejor.

Ah! otra cosa a tener en cuenta:

¿Por qué buscas cursos de escritura?

Responder a esta pregunta es fundamental.

Buscar el por qué en nuestra vida es imprescindible, saber para qué hacemos algo o no lo hacemos…

  • Si escribes un libro por el puro placer de escribir, y porque te hace feliz, perfecto.
  • Si escribes un libro para dar a conocer tu historia y mostrarla al mundo sin más, perfecto.

Pero si escribes un libro para ganar dinero con ello (que también es perfecto y muy lícito) tienes que saber cómo promocionarlo y darlo a conocer, no esperes el éxito inmediato.

Más adelante quizá haga otro post en el que te hablaré de la productividad (temita delicado donde los haya en cuestión de escritura) y también del marketing que tendrás que utilizar para que tu libro despierte interés.

Pero de momento y para finalizar este apartado te pongo por aquí un link de una plataforma que quizás no conozcas aún. Se trata de Bubok, un portal de edición independiente para editar y publicar tu libro de manera sencilla.

Alternativas rápidas a los cursos de escritura

Quería resumirte algunas técnicas que he aprendido en estos años para ayudar a que llegue la inspiración (o al menos intentarlo) y algún que otro método de redacción sencillo 😉 .

Más adelante (porque seguro que continuo escribiendo este post y añadiendo más cosillas en el futuro) procuraré incluirte algún ejercicio para el desbloqueo. ¡Lo prometo! Se que nos preocupa a muchos escritores…

Ojo! Sé que no es lo mismo que realizar un curso de escritura completo pero al menos con este resumen de mini técnicas podrás ir avanzando:

Escribir y reescribir todas las veces que haga falta

Es una realidad, a nadie le salen las cosas bien a la primera de cambio, y en cuanto a la escritura más todavía.

Cualquier tipo de arte necesita ser revisado, un cuadro, una canción incluso un plato que cocinemos con amor necesita un poquito más de sal o pimienta antes de ser servido.

Descubrí por casualidad una reflexión de cómo se escribe y se reescribe un libro de un matemático llamado Paul Halmos que me pareció super cómica y muy poderosa:

Crees que sabes cómo escribir el Capítulo 1, pero después de que lo has acabado y has ido al Capítulo 2, te das cuenta que el Capítulo 2 te hubiera salido mucho mejor si hubieras escrito el Capítulo 1 de otra manera. No hay más remedio que volver atrás, escribir el Capítulo 1 de forma diferente, escribir mejor el Capítulo 2, y entonces lanzarse al Capítulo 3. Y, naturalmente, ya sabes lo que va a pasar: el Capítulo 3 va a mostrar las debilidades de los Capítulos 1 y 2, y no hay más remedio que etc, etc, etc. Es una idea obvia, y a menudo inevitable, peropuede ayudar a un futuro autor el saber por adelantado con qué se va a encontrar, y puede que le ayude saber que este mismo fenómeno le va a pasar no sólo con los capítulos, sinocon las secciones, los párrafos, e incluso con las palabras

Dibujar constelaciones de palabras

Cursos de escritura creativa

Con este método podrás encontrar más o menos rápido ideas sobre un tema en concreto. Como curiosidad contarte que el especialista en psicología Tony Buzan lo enseña a discapacitados en Inglaterra para mejorar en muchos aspectos de su vida, es ¡super beneficioso! y con excelentes resultados.

Claridad mental, organización, lucidez y muchas otras cosillas que comprobarás por ti mismo.

Supongamos que quieres escribir sobre una noche romántica al aire libre.

Mira sería así, te lo hago y saco foto para que lo veas aquí arriba.

En el centro, a idea principal: noche romántica. Y alrededor todas aquellas cosas que nos sugieran algo, para poco a poco ir tirando del hilo (las estrellas, el olor del campo, la tranquilidad, los ojos de tu acompañante, el silencio y la cena sorpresa)

Concéntrate, visualiza el momento de la cena.

Siente el olor del campo, el silencio que hay, lo que se respira…

Así, si la inspiración se para de repente puedes volver siempre al centro y continuar sacando ideas o eslabones poco a poco.

Usa todos los folios que precises y apunta todas las ideas que se te ocurran de esta forma. Te sorprenderá cómo acude a ti el ingenio.

Y poco a poco podrás ir desarrollando cada idea. Después, ya tendrías que ir estructurando cada escena.

Asociar palabras

Esto es todo un arte y es muy propio en los temarios que dan los cursos de escritura tradicionales.

Plasma en un folio todas las palabras que creas tienen que ver con un tema en concreto.

En este caso de la noche romántica por ejemplo pondríamos la palabra cena.

De ahí saldrían otras palabras por asociación como podrían ser los sabores, la mesa y las sillas, velas, regalo sorpresa, postre, vino.

Se trata de concentrarse y pensar que otras palabras nos evoca la principal y así extendernos posteriormente a la hora de escribir acerca de este momento en concreto.

Usar una imagen para inspirarnos

¿Alguna vez te has inspirado mirando un paisaje? ¿Y viendo una foto o una película?

Es una forma muy válida de atraer a las musas y eso es justo lo que ocurre cuando miramos, interiorizamos y saboreamos el placer de la contemplación.

No creas que esta técnica es absurda porque es bastante poderosa cuando lo haces con conciencia, es decir, sin pensar en nada más que en disfrutar ese momento.

Después, ponte frente al papel o al teclado y verás como te sorprende el resultado, ¡ya me contarás!.

Escribir a la velocidad del rayo

Sí, has leído bien jejeje. Al igual que recomiendan los expertos leer deprisa (se conoce como lectura rápida o veloz, en que se retiene y se entiende mejor el texto) ocurre igual con la escritura.

Se ha comprobado que si escribimos despacio se escribe mal, porque las palabras y las frases se encadenan mal.

Pero cuando escribimos deprisa, sin mirar atrás, llegamos a alcanzar cierta fluidez 😉 .

Y después, pues lo que toca: corregir. Pero hazlo, escribe escribe escribe escribe sin parar…

La escritura libre

Esta técnica consiste en escribir de media diaria entre 5 y 10 minutos aquello que se te pase por la cabeza.

Tiene mucho que ver con lo de escribir deprisa. Es no parar esa verborrea que a veces nos asalta, darla rienda suelta y no parar durante eso, máximo diez minutos.

Esto lo puedes hacer 3 veces por semana y si no se te ocurre nada sobre lo que escribir escribe acerca de que estás en blanco y no tienes inspiración en ese momento, y que no se te ocurre nada para escribir 🙂 . Con esto serviría.

Con esta técnica me han surgido algunos artículos pensando que no iba a escribir nada interesante y me han salido sin parar ni a respirar jejeje.

Te dejo un ejemplo de ello para que veas a lo que me refiero: El fin de la conversación y los puntos suspensivos.

No esperaba hacer un post completo, no pensaba en anda mientras escribía, simplemente escribí y luego claro está pues repasé y añadí imágenes etc

Y ahora para finalizar este post compartir contigo otra sugerencia para poder desarrollar tu capacidad de redacción y no es otra que escribir alguna que otra carta a un amigo o pariente de vez en cuando.

También sirve un email claro, pero en definitiva un texto amistoso contando nuestras cosas, preguntando por las suyas, etc. En definitiva todo aquello que despierte un interés real en nosotros.

¡Es un excelente ejercicio de escritura!

¿Por qué te recomiendo esto tan “absurdo”?

Muy sencillo, al escribir a alguien que nos importa mostramos una voluntad de comunicarnos con un lector. 

¿Entiendes por dónde voy? Si esa voluntad es real, imperiosa, sólida y fuerte nada se nos podrá resistir como escritores. No nos faltarán palabras ni nos fallará la estructura del texto, tampoco  nos quedaremos bloqueados, etc..

Creo que estas últimas frases serán lo primero que tendré en cuenta cuando haga mi propio curso de escritura 😛 .

Ojala haya podido ayudarte! cuéntame en los comentarios qué podría hacer más por ti y qué te ha parecido este artículo.

Cursos de escritura – ¿De verdad son necesarios?
5 (100%) 1 vote
Acerca de Sonia Molinero Martín

Siempre he querido empezar con este viaje. Acompañarte y que me acompañes.
Mi pasión crónica es Escribir...Ella me ha traído hasta aquí y ya no pienso bajarme de este tren...
¿Subes conmigo?

Opina

*