Libros de poesía Recomendados- Esteban Echeverria

Libros de poesía Recomendados- Esteban Echeverria

Hace un tiempo publiqué un post de este autor, se trata de Reflexiones de Dolor, rimas y desesperación.

Se trataba de un poema bellísimo acerca del dolor que me cautivó, tuve que compartirlo contigo porque me resultó inquietante y fascinante…

He llegado a encontrar libros de poesía rarísimos, en este caso me topé con este que para mí es más que interesante: Rimas, de Esteban Echeverria.

En este caso voy a compartir contigo la primera parte del libro que es “La Cautiva” , y comienza con este pequeño prólogo:

“En todo clima el corazón de la mujer es tierra fértil en aspectos generosos. Ellas en cualquier circunstancia de la vida saben, como la Samaritana, prodigar el óleo y el vino”.

El desierto

Era la tarde, y la hora

en que el Sol la cresta dora

de los Andes. El Desierto

inconmensurable, abierto,

y misterioso a sus pies

se extiende; triste el semblante,

solitario y taciturno

como el mar, cuando un instante

al crepúsculo nocturno

pone rienda a su altivez.

 

Gira en vano, reconcentra

su inmensidad, y no encuentra

la vista, en su vivo anhelo,

do fijar su fugaz vuelo,

como pájaro en el mar.

Do quier campos y heredades

del ave y bruto guaridas,

do quier cielo y soledades

de Dios sólo conocidas

que Él sólo puede sondar.

 

A veces la tribu errante

sobre el potro rozagante,

cuyas crines altaneras

flotan al viento ligeras,

lo cruza cual torbellino,

y pasa; o su toldería

sobre la grama frondosa

asienta, esperando el día

duerme, tranquila reposa,

sigue veloz su camino.

 

¡Cuántas,  cuántas maravillas,

sublimes y a la par sencillas,

sembró la fecunda mano

de Dios allí! – ¡Cuánto arcano

que no es dado al vulgo ver!-

La humilde yerba, el insecto,

la aura aromática y pura,

el silencio, el triste aspecto

de la grandiosa llanura

el pálido anochecer.

 

Las armonías del viento,

dicen más al pensamiento,

que todo cuanto a porfía

la vana filosofía

pretende altiva enseñar.

¡Qué pincel podrá pintarlas

sin deslucir su belleza!

¡Qué lengua humana alabarlas!

Sólo el genio su grandeza

puede sentir y admirar.

 

Ya el sol su nítida frente

reclinaba en Occidente,

derramando por la esfera

de su rubia cabellera

el desmayado fulgor.

Sereno y diáfano el cielo,

sobre la gala verdosa

de la llanura, azul velo

esparcía, misteriosa

sombra dando a su color.

 

El aura moviendo apenas,

sus alas de aroma llenas,

entre la yerba bullía

del campo que parecía

como piélago ondear.

Y la tierra contemplando

del astro rey la partida

callaba, manifestando,

como en una despedida,

en su semblante pesar.

 

Sólo a ratos, altanero

relinchaba un bruto fiero

aquí o allá, en la campaña;

bramaba un toro de saña,

rugía un tigre feroz:

O las nubes contemplando,

cómo estático y gozoso,

el yajá, de cuando en cuando,

turbaba el mudo reposo

con su fatídica voz.

 

Se puso el sol; parecía

que el vasto horizonte ardía:

La silenciosa llanura

fue quedando más oscura,

más pardo el cielo, y en él,

con luz trémula brillaba

una que otra estrella, y luego

a los ojos se ocultaba,

como vacilante fuego

en soberbio chapitel.

Libros de poesía Recomendados- Esteban Echeverria
Vota este Artículo
Acerca de Sonia Molinero Martín

Siempre he querido empezar con este viaje. Acompañarte y que me acompañes.
Mi pasión crónica es Escribir...Ella me ha traído hasta aquí y ya no pienso bajarme de este tren...
¿Subes conmigo?

Opina

  Acepto la Politica de Privacidad (Requerido)

Los Datos de tus comentarios estan Seguros:

  • Responsable: Sonia Molinero Martin
  • Finalidad: Gestionar y moderar los comentarios.
  • Legitimacion: Tu consentimiento.
  • Destinatarios: Los datos que nos facilitas estaran ubicados en los servidores de Webempresa (nuesto hosting) dentro de la UE. Puedes ver su politica de privacidad en (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
  • Derechos: Podras ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos si lo deseas.
  • Contacto: sube@eltrendelamusa.com.
  • -------------------

    *