Un día sin música es como un instante perdido

Un día sin música es como un instante perdido

No dejes pasar ni un sólo día de tu vida sin escuchar aunque sea sólo «una canción».

La música es como la lectura, un palpitar sereno que debemos sentir a diario.

Que nos calma, nos ayuda y nos beneficia poco a poco como cuando las gotas caen por nuestra frente si nos atrevemos a bailar bajo la lluvia.

Vagar por la vida sin música no tiene sentido, es un mal del que no cocemos nada. Del que si lo padeces, vas perdiendo poco a poco y en silencio, las ganas por la vida y el sentido de oído. Ese que es profundo, que no solo sirve para escuchar un sonido…

Porque la música es mucho más. Nos hace vibrar y estar en sintonía armoniosa con el mundo, con la naturaleza, sin nosotros saberlo…

Bailan las copas de los árboles, los ríos y los mares, suenan los vientos, sacuden las quejumbrosas montañas, que también se mecen, húmedas o polvorientas, según sople…

Suenan las venas de la tierra, silban con sus cantos medicinales. Tararean los veranos y se encojen con crujidos los inviernos. Primaveras ancestrales nos deleitan con sus pájaros y sus tintineantes flores, mientras que los otoños, siempre leales a los mejores olores, nos ofrecen sus nanas siderales.

La música es capaz de provocarnos cosas muy dispares, puede hacernos felices, hacernos llorar, recordar, sufrir y sentir por unos instantes, libertad plena…

Podemos encontrar en ella esa calma que no conseguimos, esa inspiración que hemos perdido, ese recuerdo que creemos olvidado. La estampida interior que necesitamos. Ella  lo puede todo…

La música da, trae, riega, nutre, estimula, sosiega, inspira, ayuda, motiva, desahoga…

Y buscarla es buscarte. Entrégate a ella, pon tu mano en el corazón y deja que te mueva. Te ayudará a encontrarte.

Deja que haga de tus días una delicia de corrientes que te devuelvan la alegría, que te hagan sacudirte por completo.

Vive plácidamente impregnado de todas ellas.

Las canciones y sonidos de nuestra vida suponen mucho más que ruido, son instantes en que nos mezclamos con nuestra propia naturaleza y origen. Somos música.

No somos conscientes de lo que nos aporta, pero ella siempre está ahí. Tras el latido de nuestro desbocado corazón, bajo el provocador sonido de las tempestades, en el ensordecedor ruido que habita en nuestras cabezas, o al otro lado de la cama.


¿Qué te ha parecido mi reflexión? Ojala que la compartas conmigo, eso significaría que estamos en la misma sintonía 😉 .

Y para despedirme por hoy, me apetece dejarte por aquí otro post bastante profundo acerca de lo que es para mí la poesía, que no es solo un puñado de versos

Comparte esto con todas aquellas personas que creas que puedan necesitar escucharlo, la Música es la Vida.

Acerca de Sonia Molinero Martín

Siempre he querido empezar con este viaje. Acompañarte y que me acompañes.
Mi pasión crónica es Escribir...Ella me ha traído hasta aquí y ya no pienso bajarme de este tren...
¿Subes conmigo?

Comments

  1. La música es algo mas que ruido como bien dices, nos alegra el alma, comparto.
    Feliz fin de semana :)

Speak Your Mind

  Acepto la Politica de Privacidad (Requerido)

Los Datos de tus comentarios estan Seguros:

  • Responsable: Sonia Molinero Martin
  • Finalidad: Gestionar y moderar los comentarios.
  • Legitimacion: Tu consentimiento.
  • Destinatarios: Los datos que nos facilitas estaran ubicados en los servidores de Webempresa (nuesto hosting) dentro de la UE. Puedes ver su politica de privacidad en (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
  • Derechos: Podras ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos si lo deseas.
  • Contacto: sube@eltrendelamusa.com.
  • -------------------

    *