Un día sin música es como un instante perdido

Un día sin música es como un instante perdido

No dejes pasar ni un sólo día de tu vida sin escuchar aunque sea sólo una canción.

La música es como la lectura, un palpitar sereno que debemos sentir a diario.

Vagar por la vida sin ella no tiene sentido, es un mal del que no cocemos nada.

Del que si lo padeces, vas perdiendo poco a poco y en silencio las ganas por la vida.

Porque la música nos hace vibrar y estar en sintonía armoniosa con el mundo…

Dicen que todas las mujeres tenemos algo especial, algo único. Yo pienso lo mismo de las canciones.

La música es capaz de hacernos felices, de hacernos llorar, recordar, sufrir y sentir en unos instantes, libertad plena…

Podemos encontrar en ella esa calma que no conseguimos, esa inspiración que hemos perdido, ese recuerdo que creemos olvidado. La estampida interior que necesitamos. Ella  lo puede todo…

La música da, trae, riega, nutre, estimula, sosiega, inspira, ayuda, motiva, desahoga…

Y buscarla es buscarte.

Y si por el camino encuentras una canción nueva, te hará entregarte a nuevos sueños e ilusiones.

Deja que haga de tus días una delicia de corrientes que te devuelvan la alegría, que te hagan sacudirte.

Vive plácidamente impregnado de todas ellas.

Las canciones de nuestra vida suponen mucho más que ruido, son instantes en que nos mezclamos con nuestra propia naturaleza.


Comparte esto con todas aquellas personas que creas que puedan necesitar escucharlo, la Música es la Vida.

Vota este Artículo
The following two tabs change content below.
Siempre he querido empezar con este viaje. Acompañarte y que me acompañes. Mi pasión crónica es Escribir...Ella me ha traído hasta aquí y ya no pienso bajarme de este tren... ¿Subes conmigo?

Latest posts by Sonia Molinero Martín (see all)

Comentarios

  1. La música es algo mas que ruido como bien dices, nos alegra el alma, comparto.
    Feliz fin de semana :)

Trackbacks

  1. […] inspirada estar en contacto con la gente que amo, leer mucho a los autores que me inspiran, escuchar música y observar (no sólo con los ojos) lo que pasa a mi […]

Opina

*